Post 4: Cáncer a contracorriente

"Estamos en el barco, siguiendo la corriente, calentitos, cómodos, y seguramente viviendo cosas que no nos gustan. Nos conformamos con eso, porque es lo que toca. Algunos, cansados de la rutina, cansados de vivir la vida de otros deciden saltar, saltar con lo puesto y remar a contracorriente! Motivados por ser quienes quieren ser, y empujados por su actitud empiezan a remontar rio arriba, esquivando piedras y obstáculos, dejando el miedo atrás. Cada remada es más dura, ves que dejas a la gente atrás, ves que te estas quedando solo en el camino, pero eso ya no importa, tú sigues remando! Teniendo fe en lo que haces y creyendo que lo conseguirás! Sabes que no va a ser fácil. Y… un día, sin darte cuenta, habrás llegado…

 

Pocos llegan, muchos a medio camino dan media vuelta, muchos caen, muchos se rinden, pero tú no, tú has conseguido ser quien quieres ser. Y seguramente nadie te felicitara por ello, nadie te dará la enhorabuena pero en el camino has aprendido que no te hace falta eso. Has aprendido a valorar tus propios esfuerzos, a ser consciente del valor de las cosas. Tú eres feliz, sin la opinión de los demás.  Y es ahí, cuando te preguntas: Porque siguen en el barco?"[...]

Recomendar esta página en: